© 2019 Mi Empresa Verde. Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Página desarrollada por Empréndelo.

  • facebook
  • instagram
  • twitter
  • linkedin

​10 obstáculos para desarrollar una estrategia en sostenibilidad

January 4, 2019

Si eres una empresa de consultoría medioambiental a la que le cuesta entrar con su portafolio al negocio de un prospecto, un asesor independiente en el mismo sector quien no logra que su servicio se venda constantemente o bien, un empleado de una empresa que siempre ha querido desarrollar programas relevantes alrededor del medioambiente y nunca ha podido, este artículo es para tí.

 

Afrontémoslo: vender la sostenibilidad no es fácil. En gran medida esta realidad se da debido a que los portafolios no son suficientemente atractivos, el impacto que se quiere lograr no persuade lo suficiente al cliente objetivo o las habilidades de ventas son sencillamente insuficientes. No obstante, existen realidades dentro de las organizaciones que dificultan la implementación y desarrollo de las estrategias de sostenibilidad, las cuáles para efectos de este artículo, denominaremos "obstáculos".

 

Hemos compilado 10 grandes retos que deben vencer tanto los proveedores como los clientes, trabajando en equipo, para lograr que la sostenibilidad comience a instaurarse en la operación del prospecto. ¿Qué otros obstáculos has visto o enfrentado tú? ¿Qué otras soluciones podrías aportarnos?

 

1. No hay un presupuesto asignado
Una vez los presupuestos se generan a final del año, es muy difícil incluir recursos nuevos para proyectos nuevos. La sostenibilidad no es un asunto prioritario en la mayoría de organizaciones y por ende, se complica aún más tener reservas en el presupuesto para este rubro. Además, casi el 100% de los presupuestos asignados para lo medioambiental se usan para cumplir la regulación, por lo que aspectos como la creación de educación y cultura con el personal quedan relegados a segundos planos.

Una solución: lograr que todas las áreas de la organización asignen un porcentaje pequeño de su presupuesto al de sostenibilidad, proporcional al tamaño del área.

2. No se tiene un responsable definido
Es común encontrar que la estrategia de sostenibilidad es impulsada por alguien de mercadeo, de recursos humanos o en algunos casos, por un practicante. Son muchas las razones por las que esto condiciona el alcance y seriedad con la que la sostenibilidad se tomará en toda la organización. Dado que dicha persona ya tiene unas responsabilidades prioritarias, lo medioambiental nunca tendrá el tiempo y energía que requiere para desarrollarse de manera adecuada.

Una solución: crear un comité de sostenibilidad, integrado por una persona de cada área, de tal manera que se cree compromiso desde todas las instancias. 

 

 

3. El momento no es el adecuado
Las organizaciones están siempre tratando de cumplir una planeación y de apagar los incendios que se crean durante todo el año, producto de los imprevistos habituales. La urgencia siempre estará depositada en el cumplimiento de las metas de ventas, la entrega de los servicios y en tratar de conservar la casa relativamente en orden. Pareciera entonces que nunca es el momento adecuado para detonar una estrategia de sostenibilidad ya que siempre habrá algo “más urgente” por concluir primero.

Una solución: usar una de las más de 10 fechas medioambientales del año como “excusa” para lanzar un proyecto o iniciativa de sostenibilidad a manera de celebración.

4. La organización es muy lenta para decidir
Algunas veces pareciera que los proyectos no se mueven debido a la gran cantidad de personas en la organización que deben aprobar cada pequeña decisión que se toma. Buenas iniciativas se quedan estancadas en la lucha por sincronizar agendas, en esperar a que roles clave puedan dar su visto bueno o bien, en proyectos actuales que ocupan toda la atención de los tomadores de decisiones y que postergan la implementación de nuevas medidas frente a aspectos como la sostenibilidad.

Una solución: limitar a 2 el número de personas necesarias para tomar una decisión sobre la estrategia de sostenibilidad, preferiblemente la dirección y un cargo más.

5. No se ve la utilidad para las ventas
Uno de los grandes paradigmas alrededor de la incorporación de la sostenibilidad en las operaciones, es que no tiene beneficios más allá de cumplir con la responsabilidad social de la organización. La realidad es que los consumidores o clientes de cualquier marca valoran cada vez más la existencia de una estrategia medioambiental detrás del producto que están comprando y lentamente comienzan a preferir aquellos servicios que les permiten ser ecológicamente responsables al comprarlos.

Una solución: realizar un taller de sensibilización y formación en oportunidades que ofrece la sostenibilidad con el equipo de ventas.

 

 

6. Al personal no le interesa tanto el tema
Hemos visto cómo en muchas organizaciones el nivel de interés en temas relacionados con la sostenibilidad es bajo. Aunque esto lentamente comienza a cambiar, la temática sigue siendo en general desconocida o ignorada. Además, los programas de formación usualmente se enfocan en desarrollar conocimientos y habilidades para facilitar el desempeño específico en las áreas predeterminadas: mercadeo, ventas, finanzas, RRHH, informática, etc.

Una solución: realizar activaciones divertidas, entretenidas y poco rutinarias, que saquen a las personas de su dinámica laboral y siembren inquietudes frente al tema.

7. Nadie sabe cómo medir la sostenibilidad
Cuando algo no se mide, posiblemente no puede ser valorado adecuadamente. Debido a que los tomadores de decisiones no logran ver de manera numérica y tangible los impactos positivos que pueden derivarse de implementar una estrategia de sostenibilidad, no se convencen completamente de seguir adelante e incorporar proyectos e iniciativas. La ausencia de indicadores crea incertidumbre y recelo a la hora de invertir recursos y tiempo en proyectos específicos.

Una solución: exigir a todos los proveedores de soluciones medioambientales que incluyan en sus propuestas al menos 5 indicadores de impacto del proyecto.

8. No se percibe como una oportunidad
¿Cómo beneficia una estrategia de sostenibilidad la motivación y retención del personal? ¿la salud financiera de la organización? ¿el marco legal y tributario de la empresa? ¿la reputación y el posicionamiento de marca? Existen múltiples planos en los que la sostenibilidad puede tener beneficios importantes, pero por lo general ésta es percibida como un requisito a cumplir y no como una oportunidad real que tiene el negocio.

Una solución: realizar una matriz de oportunidades con los líderes de cada área de la organización, asistida con un experto en la materia.

 

 

9. La organización no se proyecta a largo plazo
Tal vez por cultura o afán de lograr los resultados a corto plazo, vemos cómo nos cuesta pensar más allá del próximo año fiscal. Las metas a cumplir son muy altas, la competencia acecha y debemos mantener al personal motivado. Tal vez el gran obstáculo que enfrenta la sostenibilidad es el ser una apuesta a mediano y largo plazo, que sólo mostrará sus verdaderas bondades luego de un ejercicio sostenido en el tiempo, que necesita de continuidad y constancia.

Una solución: desarrollar iniciativas puntuales, muy medibles, con un alcance controlado, que permitan ver el beneficio medioambiental muy rápidamente.

10. No se asume la responsabilidad
Siempre ha sido más cómodo asumir que el impacto medioambiental de nuestra operación no es tan grande cuando se compara con el de industrias extractivas, intensivas en producción y en el uso de recursos. La realidad es que 5, 10 ó 100 empleados ya constituyen un impacto negativo en forma de consumo de energía, de agua, de papel, de generación de residuos o de emisiones de CO2 por movilidad y por ende, se crea también una responsabilidad inherente para reducirlos.

Una solución: medir tu huella de carbono, de agua, de papel, de residuos o de movilidad para definir una línea base inicial que permita entender la responsabilidad.

 

Estamos listos para comenzar a acompañarte en el proceso de desarrollar tu propia estrategia de sostenibilidad. ¿Conversamos? Cuéntanos acá.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Tu Calendario Medioambiental 2019

January 7, 2019

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Buscar por tags
Please reload